Reportaje: Distribuir el dormitorio de los más pequeños

¡Por fin! Ha llegado el momento de decorar (o tal vez, ¿redecorar?) el dormitorio de los peques de la casa. Pero… ¿por donde empezamos? Tanto para las que se os hace un poco cuesta arriba como para las que seáis más apañadas, es fundamental plantearos los siguientes puntos: qué edad tiene el niño (o bebé), cuántos van a dormir (hermanos/as, gemelos/as, ¿niño y niña?) y qué actividades van a realizar en la habitación.

En torno a estas cuestiones decidiremos la distribución que mejor corresponda a nuestras necesidades y expectativas. Debemos siempre considerar las dimensiones del cuarto y buscar cuál será la pieza clave en torno a la que decidiremos el resto de los muebles. Situar primero las ventanas y puertas, y ver cuál será el flujo de circulación. Al planificar los muebles de su dormitorio piensa a largo plazo. Para ello, la solución más versátil y rentable es combinar piezas adaptables con otras pensadas para el futuro. Haced una lista de los muebles que desearíais, ordenándolos de mayor a menor prioridad (probablemente, ¡tendremos que prescindir de alguno!) y entonces… ¡Comenzamos!

En caso de decorar la habitación para un bebé, la cuna es la pieza clave pues dormirá en ella hasta los tres años. Una cómoda es indispensable por su doble función, tanto sirve para almacenar como para poder cambiar los pañales sobre el cambiador; la medida ideal es la que alcanza los 90 cm. de altura y 55 cm. de profundidad. Si tienes espacio extra de almacenaje (como un armario empotrado), con esto será suficiente; sino, no estaría de más buscar un espacio extra para guardar ropa, zapatos, baberos o pañales. No pienses que necesitas mucho espacio, ya que las prendas infantiles necesitan un fondo de armario de 40 cm en vez de los 60 habituales. En su organización, prima que esté muy compartimentado y que entre estantes haya unos 20 cm.

Considera también la opción de un convertible, pues su versatilidad te dará la posibilidad de usar el mismo mobiliario en otras etapas de su vida.

Si tienes pensado darle el pecho, puede resultar cómodo tener una butaca o mecedora ya que te ayudará a adoptar la postura correcta. Para aportar mayor calidez al dormitorio, una alfombra es el complemento ideal. Busca un tejido atemporal, pues en verano también se agradece. También puedes elegir formas divertidas como una nube o circular para delimitar espacios. Una estantería con sus peluches o juguetes favoritos serán el toque ideal.

La iluminación es un factor clave en la decoración de una casa, y no menos en la de un bebé. Ten una luz general a modo de aplique o una pantalla cilíndrica en el centro del dormitorio para no dejar rincones oscuros, y una lámpara de pie o de sobremesa de poca intensidad y a poder ser regulable, para cuando tengas que acudir de noche a la llamada del bebé.

Si has decidido destinar la habitación sólo para dormir, lo ideal sería utilizar tonos neutros y pasteles. Hay una amplia gama de colores base si quieres huir de los tópicos como “rosa, para niñas” y “azul, si es un niño” (aunque son dos opciones totalmente válidas, usuales y donde hay cada vez más variedad).

Tal vez decidas no saber el sexo del bebé hasta su nacimiento. Entonces puedes optar por mobiliario blanco o en tonos piedra y personalizarlo con unos cojines, cuadros u otros complementos en tonos más coquetos o de niño. Si van a compartir la habitación niño y niña, puedes buscar originales cuadros y rayas y reservar tonos estampados de la misma gama para ella.

 

En el caso de compartir la zona de juegos en él, puedes dar algunas notas de color como rojo, naranja, verde…

Y para terminar…

Muebles que crecen con él
 • Piezas transformables. Por su versatilidad, las cunas-cama o las cómodas -cambiador optimizan el espacio y ahorran dinero.
• Muebles modulares. Pueden completarse según las necesidades de cada etapa. Las opciones apilables economizan espacio.

Las soluciones más prácticas 
• Los muebles a medida se adaptan al espacio existente y aprovechan cada recodo de la habitación.
• Las estanterías abiertas son ligeras y de fácil acceso. Puedes añadir alguna cuando necesites espacio.
• Las piezas con ruedas se desplazan sin problemas a pesar de estar llenas.

*Fuentes gráficas: El Mueble, Bonanit

About these ads

Una respuesta to “Reportaje: Distribuir el dormitorio de los más pequeños”

  1. Martha Says:

    Qué ideas tan bonitas que hacen el dormitorio de un pequeño algo tan acogedor!!!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: