Vivir el dormitorio

Cuántas veces habéis cambiado de casa en vuestra vida? una? dos? más de tres? Recuerdo con cariño cuando mi marido y yo nos fuimos a vivir juntos: teníamos los muebles principales del piso (algunos fueron llegando con el tiempo), y una tarde a finales de verano fuimos a comprar ollas, sartenes, manteles… parecía que no se acababa nunca! Pero no ha sido años más tarde que realmente nos hemos sentido como en casa. Una casa vivida es aquella en que cada rincón tiene una historia. Una foto, un ramo de flores, libros, música… un sinfín de elementos nos hacen identificarnos con nuestro hogar, dulce hogar.

Y lo mismo pasó cuando decoramos el dormitorio de nuestra primera hija, Alexandra. No había nacido aún y ya teníamos su cuna, una cómoda, un estante lleno de peluches… faltaba lo más importante: verla a ella en la cuna! Por fin llegó, y muchos complementos nos han ayudado a hacerla suya.

Sírvete de siluetas pintadas a mano, murales, cuadros o cojines. Pizarras imantadas donde colgar fotos, el menú del cole o cualquier cosa que queramos tener a mano. Organiza tus cajones y encuentra las cosas con más facilidad. Pregúntanos por todos estos artículos y los que se te puedan ocurrir, los haremos seguro!

2 comentarios to “Vivir el dormitorio”

  1. Martha Says:

    Tan precioso el dormitorio de Ale y con que gusto lo decoraron!!!🙂

  2. ROSANA Says:

    ESPECTACULAR
    QUE BUEN GUSTO

    TODO ES PRECIOSO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: