Reportaje: Zonas de estudio

Es imprescindible crear un espacio agradable y cómodo para estudiar para nuestros chicos, pues hacer los deberes tiene que apetecerles, y no parecer una obligación. Para estudiar, es imprescindible una mesa, sillas, estantes y una luz adecuada. Hay mil formas de combinar estos elementos entre si.


Si quieres que se sientan a gusto en su área de estudio, hazles participar, facilítales medios para que ellos puedan ser productivos pero a su vez se sientan bien. Deben tener orden y sus hobbies e inquietudes deben acompañarles. Se están haciendo mayores, empieza su vida académica y necesitan un área de estudio en su habitación. Los espacios suelen ser justos de y cuando crecen no tienen sitio para algo esencial como estudiar. Por eso crear muebles a medida es ideal para sacar apartido a cada rincón. Empotrar estantes, hacer mesas voladas que no ocupen espacio o construir módulos a medida para colgarlos sobre la mesa pueden ser buenas soluciones.

Lo primero a colocar será una buena mesa, que debe tener un fondo de unos 70 cm. como mínimo, y 120 cm. de longitud. Despeja el espacio. Bajo el escritorio caben mil cosas: cajoneras, carritos, módulos para la impresora… Es importante que la mesa tenga un portacables, porque a pesar del desarrollo de los sistemas wifi, siempre queda alguno a la vista: cargador del móvil, la consola, impresoras, lámparas, etc. El lugar apropiado para el escritorio es bajo la ventana. La idea es aprovechar al máximo la luz natural y asegurarnos una buena ventilación. Si no es posible, puede haber una luz general en el dormitorio, bien en el techo o de pie, y complementarlo con una lámpara tipo flexo de luz más focal o puntual.

La elección de una silla correcta es también muy importante, pues pasará muchas horas sentado.Es importante que el respaldo sea reclinable y que la altura sea regulable. El diseño no está reñido con la ergonomía, y la mayoría de marcas del mercado ofrecen sillas, no sólo cómodas, sino también bonitas. Plantea la idea de tener una con ruedas, para facilitar sus desplazamientos si están cerca. Si en cambio elegimos un escritorio pequeño y estrecho por exigencias de espacio, éstas no serán necesarias porque la movilidad será más limitada.

Aunque tenga que estudiar, es un niño y seguirá jugando. Arrinconando la mesa y la silla, dejarás espacios libres en su habitación para relajarse y desplegar sus juegos.

Cuando empieza a estudiar más, pasa una media de tres horas al día haciéndolo. Su habitación pasa a ser su mundo y le gusta disfrutar de su independencia. Es esencial que lo tenga todo a mano y también tener en cuenta detalles como una cama nido para cuando vengan sus amiguitos a dormir. Tener espacios como un sofá o un lugar para leer, también le ayudarán a disfrutar de su espacio.

Es importante crear zonas en las que cuelgue, imante, enganche o luzca sus fotos. Una pared pintada con pintura imantada o forrada con un material en el que se puedan pegar y despegar cosas o cauchos con chinchetas les entusiasmarán.

* Fuente: El mueble

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: