¡Bienvenido a tu hogar, Alex!

Conozco a Patrick desde que era pequeñita… ¡ni me acuerdo de la edad que teníamos! No os imagináis la cara de sorpresa cuando un sábado de Enero tocaron el timbre de la tienda y lo vi acompañado de su mujer y su hermana, Melanie. Después de presentarme a María y ver la barriguita que escondía a Alex, empezamos a hablar de las necesidades para hacerle un dormitorio sobrio pero acogedor e infantil a la vez.

¿Papel? ¿Arrimadero de madera? ¿tonos piedra, grises, azules? La verdad es que hay infinidad de posibilidades para cada habitación y todo cuanto vemos nos parece bonito. Algunos tienen más ventajas que otros, pero lo que está claro es que hay que comenzar por algún sitio. Y esta fue la primera decisión: tonos gris-azul, sin papeles, molduras ni arrimadero; un mural decorativo bicolor que no cargue demasiado y que cuando Alex crezca un poco, no se vea demasiado de bebé, pero que ahora sea bonito para él.

La distribución del mobiliario tampoco fue fácil: la cama de 90×190 cm. era necesaria por si alguna noche alguien tenía que quedarse a acompañar a Alex mientras duerma en la cuna. La cuna, un poco más grande de lo usual, es de 70×140 cm. y se convierte en una camita sólo quitando las barandillas y rebajando la altura de los cabezales

Para la confección, María se inclinó por tejidos lisos más atemporales y dar un toque de vida en los cojines a rayas de la cama y la cuna. La funda-saco nórdica está confeccionada a medida: es ajustable y tiene una práctica cremallera que resulta muy útil para que cuando Alex pase a la cama de mayor, no se destape por las noches y a la vez sea muy práctico, fácil y ràpido hacer la cama cada mañana. La cunita se la revestimos en distintas combinaciones de blanco y gris. Todo desenfundable y de fácil y rápido lavado.

El estor, filtra la luz solar y a la vez aporta intimidad y hace que la habitación se vea más vestida. Elegimos una tela en mezcla de lino y poliéster para que resulte más sencillo el lavado en casa. Una lámpara blanca y elegante con una pantalla de lino en forma piramidal aporta un toque masculino al dormitorio; finalmente, una práctica alfombra acrílica, lavable en casa culmina una habitación pensada detalle a detalle, en la que con todo el mimo y cariño María y Patrick esperan recibir a su bebé en los próximos días.

Un beso muy fuerte amigos, irá todo genial y empezaréis una nueva etapa irrepetible, mágica y de ensueño en vuestra vida. ¡Disfrutadla mucho!

Una respuesta to “¡Bienvenido a tu hogar, Alex!”

  1. katy Says:

    Hola! La habitación es un sueño, me encanta!! Voy a tener un bebé ý estoy buscando un mural de ese estilo, que no sea cargado y como la habitación será azul me gustaría algo asi. donde contacto con la persona que hizo este? Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: