Una ilusión hecha realidad: el dormitorio de Lluís

¡Qué ganas tenía de escribir el post de hoy! En esta entrada, el dormitorio no es el protagonista; tampoco lo es Lluís, aunque es quien ha inspirado este trabajo. Gemma es hoy el quien, el por qué de este artículo.

Nos conocimos hace unas semanas, pues Papá Noel le regaló a Lluís un bonito cuadro de un futbolista de Estudio Stencil y le dijo que lo había comprado en SM Kids. ¿Sabes aquellas personas con las que conectas desde el minuto cero? Primero vino al estudio; compartió conmigo la gran ilusión de su próxima maternidad, y pese a que tenía muy claras las ideas que quería en el dormitorio de su hijo, primero escuchó. Hablamos de muebles, distribuciones, elementos necesarios, ergonómicos y útiles a tener en cuenta en la habitación de un bebé. Papel, pintura, arrimadero. Repasamos muchas opciones. Cochecitos y complementos.

 

 

Unos días más tarde regresó y me dijo que quería mantener su idea. Supo transmitirme a la perfección cuánto veía al cerrar los ojos: quería un entorno en tonos tierra, tostados y carpintería blanca; un arrimadero que diese calidez y a su vez fuera limpio y aportase luminosidad al dormitorio.

Trajo un esbozo… bueno, no puedo llamarlo así. Hizo un precioso dibujo en perspectiva del dormitorio de Lluís. En él figuraban los elementos existentes, pared, ventana, pilares y puertas. Entonces, supo encajar los muebles que habíamos estado viendo en la primera visita. Dibujó una cómoda cambiador, la cuna, los estantes y un armario empotrado ya existente. Pero ella, consciente de las necesidades de espacio que tendría su bebé, creyó oportuno añadir un pequeño armario que a su vez ha dado simetría al dormitorio. El moisés, elemento dulce para los primeros meses, que puede irnos acompañando por el resto de la casa. Quien sabe si más adelante deberemos ocupar este espacio para poner unos baúles y tener sus juguetes bien organizados.

 

¿Cuál ha sido el resultado?

 

 

 

Decidme si no es hermoso: acogedor, atemporal y cargado de detalles: una alfombra recubre el dormitorio y da calidez; la funda nórdica y el protector de la cuna así como el cambiador y la cesta de artículos para cambiar al bebé, se han hecho en los mismos tonos. Serenos pero masculinos a su vez.

 

No menos importante fue la iluminación. Movimos el punto de luz a una zona más céntrica pero que tampoco hiciera sombra a la hora de cambiar al bebé cuando oscureciera, y reforzamos ese punto con una lámpara de pie y una pantalla de lino blanco, como la de techo.

A Rafel, el papá, le dejamos el trabajo de colgar los cuadros que, con un toque de rojo, aportan un toque más infantil y de color al dormitorio. Irán sobre la cuna, y así podrán adornar las estanterías con peluches y detalles que ya han empezado a acumular hasta la próxima llegada de Lluís.

 

Família, segur que anirà tot genial. Gràcies pel plaer d’haver-vos pogut ajudar a fer realitat les vostres il·lusions. Felicitats i gràcies per ser com sou.

Una respuesta to “Una ilusión hecha realidad: el dormitorio de Lluís”

  1. susagna Says:

    M’ha encantat..tot molt maco!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: