El mágico mundo de Martina

Si ayer os hablaba de Claudia, hoy es el turno de su hermana pequeña, Martina. 

Martina es, sencillamente adorable. Tímida pero a su vez súper lista e independiente. Súper mimosita. Por fin, llegó el momento de abandonar la cuna y tener su propia cama, su propio armario, controlar sus propios juguetes.

1

 

 

El primer paso fue crear un ambiente súper femenino y acogedor para sumergir a esta pequeña princesa en su propio cuento de hadas. Quisimos dar mucha luminosidad al ambiente creando un arrimadero en madera lacada en blanco. A la vez de dar amplitud visual, es muy práctico ya que es de fácil mantenimiento y permite tener la pared siempre perfecta.

Un sencillo estor en blanco permite la entrada de luz natural así como dar calidez a la habitación, sin necesidad de hacerlo demasiado infantil. Es preferible dar un toque al dormitorio con los complementos que tienen una vida más volátil que con el estor, ya que éste le durará muchos años más.

Pintando las paredes de un tono rosa muy pastel logramos mantener un aire infantil, pues Martina apenas tiene dos añitos. Sin embargo, tiene juguetes de grandes dimensiones, como la cocinita que acaban de traerle los Reyes Magos y en la que nos preparó un delicioso café el día que nos acercamos a hacer las fotos. Además, tiene un precioso piano de cola en rosa que queda muy bien integrado en la habitación. Ideamos un banco juguetero para tener recogidos otros de los juguetes que tiene y desahogar un poco la habitación. Está decorado por una maderita con el nombre “Juguetes”, obra de Magda Playà. En la parte alta de la pared, pusimos unos estantes alineados con sus peluches favoritos que la acompañan en todo momento.

3

 

Hicimos a medida una mesita de madera blanca, con un cajón, ideal para pintar con su hermana. Lo divertido, es que tiene un cajoncito donde guardan los colores, y que lo abras de un lado de la mesa o del otro, tienes acceso y así pueden compartir los lapiceros sin molestarse la una a la otra.

La cama es una estructura lacada compuesta por un cabecero en forma de arcón, un módulo de cajones y una cama nido, ideal para que dentro de unos años, venga una amiguita a pasar divertidos momentos con ella.

2

 

La pared queda decorada por unos cuadros de herencia; una alfombra rosa de Lorena Canals, y unos conejitos de Blaubloom terminan el trabajo que hicimos en esta dulce habitación.

¡Un besito muy fuerte a Martina y a Claudia por ser tan dulces!

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: